lunes, 28 de julio de 2008

La manzana podrida


Ya de por sí debe de ser duro compartir ciudad con la niña mimada de america, los New York Yankees, acostumbrados a darle más que alegrías a la capital del mundo. Aún por encima, a los Giants se les ocurre ganar la superbowl contra todo prónostico, reveindicando un lugar más importante en la atención de los newyorquinos. Menos mal que los Rangers no están tampoco en sus mejores momentos, aunque ni punto de comparación con lo que son en los últimos años los NEW YORK KNICKS.
El Madison Square Garden se ha convertido en estos años en un lujoso cementerio en el que fantasmas de carne y hueso vagan 41 noches al año.Seguro que nunca la palabra "vagar" encajó tan bien en una frase. Y es que los Knicks se han convertido ya desde hace algún tiempo en la verdadera manzana podrida de New York. Una manzana que ni la misma Blancanieves se atrevería a probar.

El oro y el moro gastados en un proyecto que navegaba y navegaba a la deriva. . ¿De que sirve tener tanto dinero si se lo tiramos a las pirañas? Tampoco quiero llevar a nadie al engaño. Los Kincks son junto a los Celtics el único equipo que pertenece a la NBA desde su fundación y que nunca cambió de residencia. Mientras los Celtics pueden presumir de tener 17 anillos, los Newyorquinos se conforman con 2, lo que habla bien a las claras de que algo desde tiempos inmemoriales no se ha hecho bien en la capital financiera del mundo. Pero eso ya es una cuestión que cada uno puede reflexionar, lo que a mí me va a ocupar en este post es la situación de los últimos años, en el que los problemas no empezaron con la llegada de Isaiah Thomas a las oficinas del Madison como algunos puedieran pensar, este "solo" agravó el problema, de una manera muy preocupante eso sí, haciendóla llegar al más borde de los extremos.Pero los errores ya venían de un tiempecito antes.Hagamos un repasito y vayamos a buscarlos.

Vamos atrás en el tiempo. Temporada 2000-2001, solo dos años después de haber disputado y perdido la final de la NBA. Tras traspasar a Pat Ewing, o mejor dicho, "largar", al que quizás fuera el mejor jugador de su historia, haciéndolo salir por la puerta de atrás y de feas maneras, aunque ya no fuera el jugador determinante que era, los Knicks se encomiendan a Houston y Sprewell para intentar asaltar la conferencia Este. La temporada acaba con 48 victorias y los Knicks caen a las primeras de cambio, tras 5 duros partidos contra los Raptors del mejor Vince Carter en la primera ronda de los playoffs. Houston se había convertido en líder de estos Knicks, o al menos eso es lo que quería la directiva del equipo que le habían firmado un contrato multianual ascendente para acabar cobrando 20 millones. Digo eso de "o al menos eso es lo que quería la directiva" porque para la afición Knick el jefe siempre fue Sprewell, Allan era demasiado "niño bueno" para una ciudad como la Gran Manzana. Aquí ya encontramos el primer gran error, el enorme contrato que le firmaron a Houston, al que las lesiones solo le permitieron jugar al 100% un par de años más, obligándolo a retirarse finalmente después.


Dió comienzo la siguiente temporada con las marchas de Glen Rice(nunca se sintió cómodo en New York) y las retiradas de Luc Longley y sobretodo Larry Johnson, al que los problemas fisicos le obligaron a decir adiós antes de tiempo. El equipo llevaba una marca de 10-9 cuando repentinamente Van Gundy dice adiós y dimite. El encargado de sustituirle es Don Chaney, el siguiente gran error . Chaney intenta instaurar un nuevo sistema mucho más ofensivo, en unos Knicks que estaban más acostumbrados a intentar parar a los contrarios, no a anotar más, una estrategia iniciada por Pat Riley y que heredó y fomentó luego Van Gundy, y la temporada acaba por primera vez en muchos años con los Knicks fuera de playoffs(récord 30-52).

Aprovechandóse de la reconstrucción que estaban empezando por aquel entonces los Nuggets, los Knicks se aprovechan y en el Verano del 2002 mandan a Camby y al veterano Mark Jackson a Denver a cambio de Antonio McDyess. McDyess venía de una temporada en la que solo había podido disputar 10 partidos con los Nuggets y los de New York se atrevieron a correr el riesgo.
Camby solo había jugado 29 partidos la campaña anterior(otros 29 jugaría en su primera campaña como Nugget) y la directiva Knick pensó que no tenían nada que perder, en todo caso ganarían a un jugador que si estaba recuperado y a tope, promediaría 20 puntos y 10 rebotes.
Craso error. Nada más empezar la temporada Mcdyess se lesiona de gravedad en un partido de pretemporada y no disputa ni un minuto de la campaña 2002/2003. El hombre que debería guiar a los Knicks hacia cotas más altas acabaría disputando solamente 18 partidos con la camiseta azul y naranja y lo haría al año siguiente tras volver a superar más problemas fisicos, y a un nivel muy por debajo de lo que quisieran todos. La temporada 02/03 volvió a acabar com los Newyorquinos fuera de playoffs(récord 37-45).


En el verano de 2003 Latrell Sprewell termina contrato y los dirigentes optan por no renovarlo.
De nuevo, error. Una de las causas de su no renovación eran los encontronazos que había sufrido últimamente miembros de la organización de los Knicks con el jugador, lo que unido a su avanzada edad (33 años) hizo que optaran por esta decisión.
Como se puede uno imaginar la afición se lo tomó de la peor manera y emprendió una cruzada hacia su sustituto, Keith "paso de todo" Van Horn que llegó a ser pitado y abroncado en muchos partidos por el simple hecho de ocupar el lugar que correspondía al verdadero ídolo de la Gran Manzana.Van Horn nunca triunfó. Además, acometieron el fichaje de Dikembe Mutombo(uno de mis jugadores favoritos, tras acompañar y ayudar a Allen Iverson en la proeza de llegar a las finales en el 2001) para jugar de Center titular. Dikembe llegaba tras una campaña decepcionante en el otro lado del río y en clara cuesta abajo. Parece que en este caso la edad(37 años) no importó. De nuevo errores en los fichajes.

Por cierto, mejor no hablar de los jugadores drafteados todos estos años, Lavor Postell(00), Frank Williams(02), Sweetney(03) o Lampe(03), todos primeras rondas tiradas a la basura.
La temporada estaba siendo francamente mala, y ya llegados a este punto entra en escena al fin, el personaje principal de la película, el que todos estabamos esperando, por fin llega su gran momento.


Isaiah Thomas llega al Madison y nada más llegar se carga a Chaney y coloca en el banquillo a un Newyorquino de pro como Lenny Wilkins, el entrenador con más victorias en la historia de la liga. Además coge el teléfono y empieza con su carrusel de traspasos.El más sonado fue el de traerse a New York al hijo pródigo, Sthepon Marbury, junto con una vieja super estrella de la liga, Penny Hardaway, aprovechando la época de rebajas que vivía Phoenix, que en ese Verano y gracias a este traspaso se quitó de encima esos contratosy se hizo con los servicios de Steve Nash. Como hubiera cambiado la historia si Thomas no llega a realizar este traspaso. Solo tenemos que imaginarnos por ejemplo a Nash en N.York . Peró Thomas no vió eso y como Julio César en sus buenos tiempos quiso llegar, ver, y vencer. Ya se sabe que las prisas son malas consejeras.
Los Knicks consiguieron llegar ese año a playoffs por un suspiro, pero fueron barridos a las primeras de cambio por sus vecinos de N.Jersey. Nunca más volverían a oler la postemporada.

Pasaría lo que todos nos acordamos de sobra. Al poco de empezar la campaña siguiente, Wilkins dejó el equipo, y fueron llegaron en los años venideros los Curry, Francis, Jalen Rose, Richardson, Jerome James, Randolph.... jugadores en su gran mayoría sobrevalorados y que no contaban en sus antiguos equipos, que entraban en la la Gran Manzana gracias al papel que Thomas pegó en su despacho al poco de aterrizar "recogemos todo lo malo, feo y caro".
Hasta Larry Brown se pasó y se llevó tras un año en el banquillo una indemnización de 40 millones de dólares. Para más inri Dolan no tuvo mejor ocurrencia que darle a Thomas plenos poderes y le dejó también entrenar. Los resultados obvios. Bastante dice de uno que no seas ni capaz de entrenar un equipo hecho por ti mismo. Dolan volvió a cometer otro gran error al renovar a Thomas (el equipo estaba octavo de conferencia, con récord negativo), para cargárselo al año siguiente. Dinero y dinero a espuertas malgastado.Como bien dijo en su día un periodista newyorquino "la única manera de que los Knicks ganen la liga es que se se retiren los 29 equipo restantes, o bien que se vaya Thomas". Lo primero era difícil, lo segundo se cumple este año.


El objetivo ahora, el mercado de agentes libres del 2010, que queda todavía algo lejos. Walsh en los despachos y D´Antoni en el banquillo serán los encargados de llevar a cabo esta nueva etapa. Mientras tanto por el camino se quedarán diez años perdidos(una década, que se dice pronto) y cientos de millones tirados a las pirañas. Pirañas que todavía quedan en la plantilla y que aprovechan para dar sus últimos coletazos y seguir a lo suyo...



10 comentarios:

BigBen dijo...

dinero tirado, elecciones de draft tiradas, entrenadores tirados, jugadores estropeados, estrellas que acaban siendo jugadores del monton, una banda en la pista vamos. a ver si san D'Antoni logra sacar algo de ahi...lo dudo

su epoca fue con sprewell, houston, larry johnson y ewing y lo tuvieron con SAS en la final pero palmaron, a partir de ahi...se acabo new york

Mo Sweat dijo...

Para mi el primer gran error fue en el 87, cuando después de confiar su futuro al gran Patrick Ewing, renunciaron a Bernard King (su anterior estrella) que llevaba casi 2 años inactivo por rotura de ligamento anterior cruzado de la rodilla, pensaron que después de aquello no volvería a ser el mismo; y King tras una lenta recuperación volvió a ser All-Star y llegó a un nivel inaudito (nunca más se ha visto algo parecido) para un jugador de su edad y problemas de rodilla.
Yo siempre he pensado que con Ewing y King los Knicks hubieran llegado a ser campeones.

ortu dijo...

Peor no se puede hacer desde luego.

Ahora con D'Antoni haber si levantan cabeza aunque en mi opinion han empezado mal. Gallinari no me termina de convencer y acabo de enterarme que han traspasado a Baklman por Green y Jones (Denver). En mi opinion con este traspaso salen perdiendo.

jr dijo...

A mi me gustaban los Knicks de Mark Jackson, Ewing, Oakley, Tucker, sidney Johnson, Gerald Wilkins, kenny walker...con Pittino en el banquillo.
Creo que este año la han vuelto a pifiar en el draft.
Un repaso a los coaches muy acertado. felicidades

costalgaraldals dijo...

cuando te pones a diseccionar no tienes rival, felicidades de nuevo, ya se que suena a "peloteo" pero es de corazón y lo tengo que decir.
Lo de D´Antoni me huele fatal, creo que se pudrirá como todo el que pisa el Madison, parece irreal, lo tiene todo, una franquicia historica, un publico fiel, dinero, jugadores... pero como si de una maldición se tratara, se evaporiza y desaparece, tienen un "mal de ojo" historico, diria yo.

Bias dijo...

Jejeje Gracias Costalgaraldals, me alaga, de verdad.

Mo Sweat, en eso tienes toda la razón, pero tampoco kería llegar tan atrás jeje
Bernard King es uno de los jugadores más infravalorados de la historia, x lo ke hizo antes, y después de la lesión. Un verdadero fenómeno.

Miguel_KB dijo...

Leo este post y me entristece la situacion de los Knicks sin ser seguidor suyo, pues la cantidad de errores cometidos en estos 10 ultimos años es imperdonable... No solo los millones malgastados, sino las altas primeras rondas con las que han contado para poder reconstruir el equipo...

Espero que con Walsh y D´Antoni la cosa cambie en New York, y tambien espero que la eleccion de Gallinari les haya salido bien...

Un saludo

Imanba dijo...

Grande bias! Menudo repasito a los knicks de los ultimos años. La verdad es que yo de isiah thomas me enamore como jugador y le odie como entrenador.

Gonzalo Campos dijo...

La verdad es que les pasa de todo a estos Knicks. creo que D'Antoni no conseguirá llevarselos a Play Offs que es el objetivo...

Lo peor es que los Knicks mueven mucho dinero y deciden jugarsela cada año, que esperar tres sabiendo que las cosas les iran mejor.

Bias dijo...

Hombre, Gonzalo, el objetivo este año no es entrar en playoffs. A menos ke creyesen ke D´Antoni hace milagros...